21 ene. 2012

EMPRESA TÓXICA / ACOSO LABORAL

Una empresa mal organizada, sin una clara distribución de tareas, es decir,  una institución  en la cual no están perfectamente definidas las obligaciones y competencias del trabajador, ha de alertarnos: estamos en un clima laboral donde la probabilidad de que se produzcan conflictos y posteriormente comportamientos de acoso moral es bastante elevada. Seguramente se trate de una empresa tóxica, es decir, "venenosa" y por tanto dañina para la salud del empleado. En una empresa tóxica impera el malhumor, el estrés, el mal ambiente, la desconfianza, falta de compañerismo, una competividad insana, la tensión,  la presión tendenciosa...
Si estás en un lugar así es importante que sepas reconocer cualquier actitud de acoso y saber cómo cortar o al menos reaccionar correctamente ante ella. Es muy difícil desconectar emocionalmente de tu/s jefe/s, compañero/s, pero es lo que realmente hemos de hacer, para que nuestro mundo laboral no nos afecte y destroce.
 
Algunas recomendaciones si te encuentras en una institución de este tipo y por cualquier razón no puedes abandonarla::
      
     -No hables de tu vida privada. Cuanto menos sepan de ti mejor. Piensa que cualquier cosa que digas puede ser motivo de burla, malinterpretación...
     -Intenta crear un muro infranqueable para que no conozcan tus debilidades. Se aprovecharían de tus "puntos flacos" para atacarte por allí.
     -No muestres tus emociones. Una sonrisa junto a una cara "de póker"  puede ser tu mejor aliado. El acosador disfruta si percibe que te está haciendo daño. Si no lo consigue o cree que no lo consigue, es probable que abandone su ataque. 
     -Establece tus prioridades. Es cierto que en el trabajo pasas muchas horas, pero fuera tienes tu familia, tus hobbies, tus amigos...Intenta desvincularte emocionalmente.
     -La asertividad es un punto muy importante. No dejes "pasar ni una". Haz valer tus derechos desde un principio, reaccionando y hablando de forma pausada, educada y clara, sin expandirte demasiado. No tienes que dar demasiadas explicaciones, pues podrías perder los nervios y la compostura.
     -No minusvalores nunca a un manipulador/acosador. Su gran abanico de tácticas te pueden sorprender en cualquier momento.

En definitiva, mantente en tu sitio. Eres una persona a la que se le debe un respeto, y cualquier actitud irrespetuosa ha de ser cortada inmediatamente (asertividad).